Peter Ruzicka: Orchestra Works Vol. 3

17,99 

+ Free Shipping
Artikelnummer: NEOS 11406 Kategorie:
Veröffentlicht am: März 1, 2015

Programm:

[01] Peter Ruzicka
SPIRAL Concerto for Horn Quartet and Orchestra (2013/2014) 22:59
Work commissioned by MDR

Leipziger Hornquartett
MDR Sinfonieorchester
Peter Ruzicka, conductor

[02] Peter Ruzicka
RECHERCHE (-IM INNERSTEN)
 for Choir and Large Orchestra (1999) 16:51
Live Recording

MDR Rundfunkchor
MDR Sinfonieorchester
Peter Ruzicka, conductor

[03] Franz Liszt
Am Grabe Richard Wagners for Piano Solo (1883) 04:10

Sophie-Mayuko Vetter, piano

[04] Peter Ruzicka
R.W., Übermalung für Orchester
 (2012) 11:30

MDR Sinfonieorchester
Peter Ruzicka, conductor

[05] Peter Ruzicka
R.W., Nachzeichnung für Klavier
 (2014) 09:14

Sophie-Mayuko Vetter, piano

total playing time: 65:19

Pressestimmen:

16.06.2016

Sombras fúnebres


Tal y como señalamos al reseñar los dos primeros volúmenes [Acordes de recuerdo(s) e Historia reflexionante]de las obras orquestales que del polifacético Peter Ruzicka (Dusseldorf, 1948) ha publicado el sello NEOS (11045/11101), las partituras del compositor alemán suponen un continuo diálogo con la tradición germánica, notablemente a través de la historia de la música y la literatura, cuyos ecos vuelven a reverberar en este tercer volumen, si bien con una propuesta orquestal (también, pianística) más irregular que la de los lanzamientos previos, aquí con piezas compuestas en su mayor parte durante el último lustro, a pesar de que es la más antigua de estas partituras la que, precisamente, me parece más falta de inventiva…
…se trata de RECHERCHE (-IM INNERSTEN) (1999), escena para coro y orquesta que ocupa un lugar central en la ópera Celan (1998-99). Peter Ruzicka se adentra en su ópera en la interiorización desgarrada que Paul Celan vivenció de su persecución por parte de los nazis, trazando ciertos paralelismos en su huida interior a través del arte con lo realizado en su día por Arnold Schönberg, pues con A Survivor from Warsaw (1947) comparte cierto sentido en su efectivo coral, expuesto a modo de invocación, de mantra en busca de la redención, aquí apelando a una Jerusalén que más pareciera la eterna (mítica patria anhelada) que la real de sangre, polvo y piedra. La invocación a esa Jerusalén mirífica, a esa patria que aparece como ensueño en medio del horror europeo, se lleva a cabo una y otra vez con letanías vocales un tanto soporíferas, al tiempo que el efectivo orquestal despliega un asedio progresivamente encendido, hasta los inmisericordes compases que aquí escuchamos en los minutos 12 y 13 de la grabación, los más virulentos e interesantes tímbricamente en una obra que no parece del todo consistente como partitura desgajada de su contexto operístico.
SPIRAL (2013-14) nos propone un viaje orquestal más heterogéneo y rico en matices, aunque vuelva a encontrarlo falto de inventiva. Inicialmente, SPIRAL se planteó como un concierto para cuatro trompas y orquesta, si bien Ruzicka lo derivó hacia lo que dice concierto para cuarteto de trompas y orquesta, reconceptualizando a sus solistas como un solo instrumento (o lo que Peter Gülke define como «megatrompa»). Ahora bien, la mayoritaria homofonía con la que Ruzicka trata a su solista-en-cuatro-partes hace que éste (estos) pierda(n) en posibilidades, sin que la compacta amalgama de las trompas depare sonoridades lo suficientemente atractivas como para justificar el sacrificio de cuatro solistas en pos de esta unificación que en muchos compases parece disponer de las trompas como una parte más en la sección de vientos, sin un virtuosismo en la escritura o un rol tan claramente solista que justifique la denominación de concierto para trompas. Sí tiene SPIRAL, en cambio, mucho de concierto para orquesta en el desarrollo de su estructura, por la brillantez con la que muchas secciones están escritas y expuestas, así como por el distinto protagonismo que va concediendo a los instrumentos de la orquesta. Este trabajo orquestal en capas da relieve a los variados temperamentos que Ruzicka despliega en una partitura presidida por la tristeza y la rabia: sentimientos que le provocó la muerte de quien, afirma, que fue «mi maravilloso profesor y mentor», un Hans Werner Henze tras cuyo fallecimiento Peter Ruzicka emprende la composición de este memorial en el que no sólo se escucha un eco del Mahler más sombrío (el color de la Décima sinfonía (1910-11) en las cuerdas se asoma en diversos momentos), sino reverberaciones de la música antigua (tan amada por Henze, y por el propio Ruzicka), así como de los temas mortuorios en Wagner, o sus vínculos con partituras canónicas en este género (tan poco transitado), como el Konzertstück für vier Hörner (1849) de Robert Schumann. Tal amalgama depara una gran variedad de estados y procesos musicales, aunque disten del mejor Ruzicka y pequen de afectación.
Si en SPIRAL aflora una soterrada presencia de Richard Wagner, ésta se hace explícita tanto en R.W., Übermalung für Orchester (2012) como en R.W., Nachzeichnung für Klavier (2014), partituras que en este compacto dialogan con otro wagneriano de pro, Franz Liszt (Doborján, 1811 – Bayreuth, 1886), del que escuchamos su tardía y también luctuosa Am Grabe Richard Wagners (1883). La lectura que de esta partitura elegiaca realiza una especialista en Peter Ruzicka como Sophie-Mayuko Vetter se antoja un tanto fría y deconstruida, muy seca, quebrada y concebida, eso sí, como la puerta a la modernidad musical que el compositor húngaro fue; un creador que con el paso de los años es cada vez más puesto en valor como uno de los precursores de los desarrollos musicales del primer tercio del siglo XX, especialmente en el terreno de la atonalidad. Desde esa óptica parece observarlo Vetter, destacadamente en unos primeros compases en los que despoja a Liszt de todo romanticismo (¿es posible?) y espacia de tal modo los intervalos, que parece todo un anticipo de futuros caminos schönberguianos. Sólo muy adentrada su lectura se asoman las líneas melódicas a esta meditación ante la tumba del titán, completamente desamparada, gélida, austera. Incluso en comparación con otras lecturas por parte de pianistas actuales que ven en Liszt esas profecías del siglo XX, como Marino Formenti en su grabación para Kairos (0012902 KAI), la versión de Sophie-Mayuko Vetter es más expandida, lenta y abismada a un silencio no tanto mortuorio o sombrío, como de un brillo y una celebración de la vida contenida; algo que, de hecho, se transmuta en los compases finales en un cromatismo luminoso, entre el que brotan ecos de los tañidos de campana en el Parsifal (1857-82) wagneriano, con cierta dulzura en Vetter, casi como una canción de cuna ante la tumba del maestro, cual si anticipara la tremenda Berceuse élégiaque (1909) de Ferruccio Busoni.
Esas campanas wagnerianas, filtradas a través de la pianística Unstern (1881), de Liszt (otra de sus enigmáticas y geniales piezas tardías), se asoman a R.W., Nachzeichnung für Klavier, partitura que comparte con Liszt ese sentido de la deconstrucción, de la descomposición de los elementos armónicos en bloques expuestos de modo desensamblado. El ir y venir del original lisztiano crea una belleza muy sugerente, aunque a nivel de inventiva técnico-estilística estemos ante otra pieza de escasa enjundia; llegados a un punto en el que pareciera que la tradición ahogase la actual etapa compositiva de Peter Ruzicka…
…en R.W., Übermalung für Orchester esa sensación no es tan acuciante, pues la paleta tímbrica orquestal le confiere más registros y matices a la hora de ’sobrepintar‘ las capas previas, a modo de palimpsesto sonoro; un palimpsesto en cuya scriptio inferior resuena, si cabe con mayor nitidez, el universo de Parsifal, conectando a Ruzicka y a Wagner con todo un siglo XX de por medio en el que la postrera ópera wagneriana no ha dejado de ser una inspiración. Tanto la versión de R.W., Übermalung für Orchester, como el resto de las interpretaciones orquestales recogidas en este compacto están a cargo de la MDR Sinfonieorchester de Leipzig, con Peter Ruzicka como director. No se trata de una orquesta que emocione en exceso en estas páginas, como tampoco lo hacen los solistas en el concierto, si bien creo que la música tampoco es que los ayude. Más brillante me ha parecido Sophie-Mayuko Vetter en R.W., Nachzeichnung für Klavier.
La grabación de RECHERCHE (-IM INNERSTEN) proviene de un concierto en vivo en la Gewandhaus de Leipzig, mientras que el resto son tomas de estudio, todas ellas de altísima calidad en cuanto a sonido. La edición es la habitual en NEOS: soberbia y muy cuidada, con fotografías, ejemplos de partituras, y ensayo a cargo de Peter Gülke. Estamos, así pues, ante un conjunto de obras orquestales recientes que se sitúan muy lejos de la excelencia artística por Peter Ruzicka desplegada en partituras tan potentes e interesantes como Bewegung (1972), Feed Back (1972), o Torso (1973), todas ellas entre lo mejor de la música alemana en la posguerra. Si en aquellas páginas Ruzicka dialogaba con los grandes maestros de la avantgarde, cuyos avances técnicos y estilísticos fertilizaban sus partituras, parece que la actual recurrencia en su mirada a la historia lo hubiese despojado de su vertiente más moderna y arrojada, con lo cual estas páginas resultan un tanto endebles; lo que nos deja esperando a que las mencionadas partituras, o tantas otras orquestales de enjundia en el catálogo del alemán, se asomen a esta que parece integral en marcha del sello NEOS, para así aumentar el interés de un catálogo en el que no faltan páginas de verdadero impacto.

Paco Yáñez

 

 

5/21015

 

 

 

 


Mai 2015

Nachsinnende Verbeugung

Seine gewitterzornig sich ausrasende Musik, die sich in die tosende Stille der Nachdenklichkeit zurückzieht, will Peter Ruzicka als „Memorial für meinen wunderbaren Lehrer und Mentor“ Hans Werner Henze verstanden wissen. Unmittelbar nach dem Tod seines Meisters begann Ruzicka, SPIRAL, Konzert für Hornquartett und Orchester zu schreiben – es ist fesselnde, starke Musik, mit der Multitalent Ruzicka die dritte CD seiner Werkschau eröffnet. Das Leipziger Hornquartett und das MDR Sinfonieorchester interpretieren sie unter der Leitung des Komponisten mit fantastischer Präzision und Farbkraft. (PK)

Artikelnummer

Brand

EAN

Warenkorb

Die Website dient ausschließlich Demonstrationszwecken und ist mit der Neos Music GmbH abgesprochen.

X